domingo, 14 de mayo de 2017

BARRANCO DE LANBREABE (VIZCAYA)

04-2017

El barranco de Lanbreabe es uno más de los descensos de la parte vizcaína del Gorbea, cuyas aguas alimentan el embalse de Undurraga; al igual que el resto de los de esta zona, abierto por Diego Dulanto y compañeros. Barranco de montaña, abierto, con toques de interés y rodeado por bosques de haya.

Coordenadas
Cabecera Lanbreabe: UTM ED50 30 T X: 0518291 Y: 4767256    
Pk Inferior: UTM ED50 30 T X: 0519794  Y: 4768410 
Pk Superior: UTM ED50 30 T X: 0518387 Y: 4767308  

Primeros rápeles en Lanbreabe
Su interés es irregular, primera parte prometedora con rápeles encadenados de 15 y 25. A continuación varios rápeles pero alguno de ellos no lo encontramos; tras alcanzar un afluente a la izquierda, el cauce continúa entre bloques, pero es posible avanzar por sendas en la margen derecha. Alcanzamos un puente que cruza el arroyo; prosigue largo tramo entre rocas por el que también podemos avanzar por trochas a derecha entre el bosque. Algún rápel suelto a naturales y numerosos resaltes... más adelante, el arroyo atraviesa un camino.

R30 en Lanbreabe
Aparecen encadenados dos largos resaltes-tobogán que con caudal requerirán el uso de cuerda, llegamos a otra parte interesante: un bonita cascada de 30m. Siguiente zona de resaltes y algún rápel suelto; alcanzamos otro aporte a la izquierda; poco antes tomamos un claro camino a la derecha por el que eludimos otros 300m de cauce sin ningún interés. Nos cruzamos con un nuevo aporte a la derecha, lo descendemos hasta que se vuelve a unir al barranco de Lanbreabe; acomentemos el último tramo con varios resaltes y alguna badina profunda y de cierta longitud que nos obligará a nadar. Al poco, llegamos al final junto a la central eléctrica de Lanbreabe; 3-4 horas de actividad.

Badinas finales en Lanbreabe
Bibliografía

Texto y fotos
José Mari Rey García

lunes, 1 de mayo de 2017

FERRATAS EN EL ENTORNO DE RIGLOS (ARAGÓN)

04-2017

Subida a Mirador del Buitre, con Riglos al fondo

La localidad de Riglos y sus "mallos" conforman un entorno natural muy relevante; las vertiginosas paredes rocosas junto al pueblo y otros sectores aledaños son uno de los reclamos para la comunidad de escaladores. Una de las escuelas de escalada más populares, que no hay que dejar de visitar.

Además de la escalada, el entorno que conforman Riglos, Murillo de Gállego y otros pueblos cercanos, ofrece numerosos atractivos turísticos y naturales a los aficionados a los deportes de montaña. Para esta oportunidad, nos acercamos a este lugar para conocer dos ferratas / caminos equipados que flanquean los alrededores de Riglos y Murillo, y que permiten el ascenso a sendos miradores con vistas privilegiadas de este magnífico entorno. Ambas actividades combinan una bonita excursión con tramos de ferrata y otros protegidos con sirgas de acero; su equipamiento es muy bueno y las vistas que nos proporciona son otro ingrediente a tener en consideración.

Mallos de Riglos desde Peña Rueba

Ferrata de Peña Rueba
Itinerario que nos subirá a la cumbre de Peña Rueba, cima de otro de los sectores de escalada de estos alrededores, ubicado en las proximidades de Murillo de Gallego. Primer tramo andando, flanqueando la peña por lado W hasta alcanzar las paredes donde comienza la ferrata; pasos verticales y bonitas vistas hasta la arista con partes equipadas que nos llevan a las cumbres de Peña Rueba. 

Peña Rueba, primer tramo ferrata

Descendemos por el E, camino de la ferrata de la Mora, poco compleja pero con magníficos panoramas; tras el primer tramo de bajada, podemos hacer otra corta trepada a un mirador, equipada con línea de vida. Después, bajada equipada con sirga hasta tomar el sendero que bordea por el lado E la peña y tramo final compartido con el inicio de la actividad.

Peña Rueba, tramo arista

Peña Rueba, bajada por ferrata Peña Mora



Ferrata de Cubilillo os Fils o del Mirador de Los Buitres
Actividad de medio día si nos ceñimos al itinerario que discurre por la peñas del Mirador de los Buitres; en wikiloc podemos encontrar recorridos más largos que combinan la ferrata con un paseo más amplio por cumbres cercanas.

Ferrata al mirador Buitres, clavijas
El inicio está en los alrededores de Riglos, nosotros partimos del concurrido aparcamiento junto  al cementerio; la aproximación a la ferrata está señalada con letreros. Su inicio tiene cierta verticalidad y la dificultad estriba en las clavijas con las que está equipada, que nos recuerdan a la Canal del Palomo. En cualquier caso, se hace rápido este primer tramo hasta el mirador de Los Buitres, otro imponente balcón de estos paisajes. 

Mirador de los Buitres, último tramo ferrata
Después, caminaremos hacia el NE para descender por el camino equipado de la Peña de Don Justo; primer tramo de sendero que discurre entre el boj hasta alcanzar la primera sirga. Aquí tenemos dos opciones: seguir el sendero equipado o buscar en las cercanías un espolón equipado con varios rápeles de 30m que nos permiten bajar con cuerda. Si continuamos por la senda, este tramo está protegido con sirga ya que discurre junto al escarpe. Tramo de destrepes junto a la Peña de Don Justo, con tramos de escalera y sirga; pronto el sendero es continuo hasta alcanzar el itinerario de subida por el que retornaremos.

Camino Peña de San Justo


Texto y fotos
José Mari Rey García

lunes, 17 de abril de 2017

CUEVA DE LASTAMETA (NAVARRA)

TERMINO MUNICIPAL
Sierra de Urbasa (Navarra)

COORDENADAS
UTM ED50 30T X:0566892  Y:4740712   Z: 883m

CARTOGRAFÍA
Mapa Urbasa 1:25000 por Javier Echeverría

RECORRIDO
144 m

DESNIVEL 
- 17 m

LOCALIZACIÓN
En el ginebral de Lastameta al S del raso de Lezamen;  cerca del camino, en la ladera S de una dolina de las numerosas entre los enebros. Para aproximarnos, podemos hacerlo desde alguno de los aparcamientos a partir del palacio de Urbasa y la chabola de Alberto, siguiendo por los senderos más evidentes hacia el W hasta un camino más ancho que limita con un bosque de hayas donde se ubica el raso de Lezamen y el enebral de Lastameta.

DESCRIPCIÓN
La entrada es de techo bajo; a los pocos metros nos permite ponernos de pie. Galería única con varios quiebros; en su parte final aparecen algunas formaciones y un pequeño resalte de dos metros; poco después la galería alcanza su final.

FOTOS

Cueva de Lastameta, boca de entrada


Cueva de Lastameta, galería

Cueva de Lastameta, formaciones en la galería

MAPA DE SITUACIÓN


BIBLIOGRAFÍA
Síntesis Espeleológica de Urbasa-Entzia.

DOCUMENTACIÓN ACTUALIZADA A
FEBRERO 2017

RECOPILACIÓN DE DATOS, TEXTO Y FOTOS
José Mª Rey García

martes, 4 de abril de 2017

PASEOS POR LA HISTORIA Y LA TOPONIMIA DE VILLANUEVA DE CAMEROS (LA RIOJA)

02-2017

Portada del libro
Esta obra, cuyo autor es Ángel de Pablo García, natural de Villanueva de Cameros, parte de un largo trabajo de recopilación de topónimos y diversa información relacionada con el entorno de este pueblo camerano. Al igual que en otras localidades de la zona, una tarea desinteresada en busca de preservar la historia, memoria y tradiciones del pueblo. 

A parte de un completo listado de los topónimos localizados, el libro está estructurado en 8 excursiones, generalmente no muy largas, que nos permiten conocer el bello entorno natural que rodea Villanueva. Empleando un lenguaje sencillo y natural, nos enseña el significado de los parajes por los discurre, mediante la historia de esos topónimos. Por nuestra parte, hemos disfrutado realizando cada uno de los paseos; leyendo su descripción y descubriendo cada lugar. 


Advertir que, como se ha comentado, el hilo conductor de los paseos son los diversos topónimos por los que pasa... Esta circunstancia provocará en numerosas ocasiones que el camino se torne caótico, y se discurra campo a través por terreno más o menos "vestido" de maleza.

Uno de los anexos del libro, muestra una lista de waypoints GPS por cada uno de los recorridos; los puntos están en formato UTM ED50. Hemos procedido a introducir los puntos de cada salida en el receptor y seguir su trazado lo más fielmente posible, registrando el track (rastro) y alguno de los puntos más representativos, que se pueden descargar de wikiloc; en cada uno de estos enlaces se pueden ver las características del recorrido: longitud, tiempo, dificultad, desnivel, mapa, descripción, descarga... de cada uno de los paseos que detallamos a continuación.


Paseo 1 "La Marta"
El paseo visita los vestigios de la población de la Marta; comienza por el camino que parte de los apartamentos turísticos de "Los Nogales" y va paralelo a la carretera nacional subiendo hacia Pajares. Llegamos a la carretera que lleva a Aldeanueva de Cameros y bajaremos hasta tomar un sendero en una curva cerca de la carretera nacional; pasamos un bonito puente y remontamos el arroyo de La Aldea por su margen izquierda hasta entroncar con el barranco de Majalinos.

Puente sobre el arroyo de la Aldea
Subiremos hacia su cabecera entre un espeso hayedo hasta dar con la senda de la Aldea; seguiremos por el camino Real hasta abandonarlo y bajar campo a través en busca del despoblado de La Marta, pasaremos por una curiosa era circular y tomaremos el cómodo camino que baja a la fuente de Pilatoba. Pasamos junto a ella y la pista nos deposita en la carretera nacional, que seguiremos por la derecha durante varios kilómetros hasta el pueblo de Villanueva.

Ruinas en el despoblado de La Marta

Visualizar, descargar paseo 1 la Marta

Otra excursión muy interesante que transita por La Marta, por el despoblado del Hoyo, Aldeanueva de Cameros y el Horcajo, puedes descargarla aquí


Paseo 2 "San Babiles"
Bonito recorrido que sube por los alojamientos rurales de Los Nogales; va ganando altura por una bella senda entre rebollos. Enseguida, si tenemos curiosidad, sale unos metros del camino para ver el paisaje desde el "Mirón" y retorna a la senda de subida. Más arriba, vuelve a salir y retornar al camino para ver los vestigios de la ermita de Santa Inés. 

Restos ermita de Santa Inés
Subimos algo más y una silla de piedra utilizada por los cazadores nos saludará en un encinar; y poco después, veremos a la izquierda los restos de un chozo entre 3 encinas, en el paraje del mismo nombre. Ganamos suavemente altura hasta el amplio collado "Campastro"; seguimos por la derecha por una marcada senda que nos lleva al cerro de San Babiles. En el mismo, no hay construcción alguna dedicada al santo, pero sí bonitas vistas de Aldeanueva de Cameros, a la que nos aproximamos siguiendo la senda y pasando por la fuente de "Farruco"; según nos acercamos, discurrimos por algunos tramos algo desdibujados.

Fuente y lavadero en Aldeanueva de Cameros
A la entrada del pueblo, vemos a la izquierda la fuente y el lavadero antiguos, pero en funcionamiento. Atravesamos el arroyo y salimos del pueblo, bajando por la carretera que enlaza con la vía principal que lleva a Soria. A los pocos metros de salir, si miramos a la derecha, podremos ver los agujeros de una antigua "abejera"; continuaremos por la carretera disfrutando del hayedo, el descenso del arroyo y un yacimiento de Icnitas (huellas de dinosaurio), hasta una pronunciada revuelta a izquierda; en el interior de la curva, sale una senda por la que transitaremos hasta los apartamentos rurales y nuestro punto de partida.

Huellas de dinosaurio

Paseo 3 "El Pozo"
Este paseo discurre entre robles, senderos inexistentes y antiguas majadas pasando por el lugar donde se ubica un antiguo pozo, que especulan podía ser una nevera. Su aspecto y dimensiones no cuadran con un pozo de nieve; de hecho, el propio autor duda de que el lugar se usase como nevera, sino más bien como pozo de agua. Después se continúa por vestigios de antiguas eras y campos abandonados de cultivo, parajes entre bosques de robles y hayas. Tras el portillo de las Navas, aparecen en las bases de los robles lo que el autor comenta como posibles "túmulos", ya que no está comprobado. La verdad es que son de lo más curioso, llaman poderosamente la atención.


Posibles "´túmulos" en el robledal
Enlazamos con el camino de las Anabias y nos internamos en el hayedo de Vallaborno; tras el mismo volvemos al robledal y descendemos por otro tramo de campos abandonados que nos llevarán al camino del canal. Este tramo está muy vestido de maleza, y no hay caminos claros, avanzando por donde sea más cómodo. A los pocos metros, dejamos el camino y seguimos por tramos desdibujados hasta un portillo que nos lleva a la carretera por la que seguiremos hasta el punto de partida.

Visualizar, descargar paseo 3 el pozo

Paseo 4 "El Canal"
El "canal" es una conducción que capta agua del río Iregua en el término de Villoslada y la traslada por la ladera de los montes hasta el pantano del Rasillo para contribuir a su llenado, ya que con los aportes que lo rodean no era suficiente.  La excursión nos llevará por su trazado en todo el término de Villanueva; tras un recorrido paralelo por un camino alternativo a la pista que sube a la ermita de Ollano, enlazaremos con la pista herbosa del canal; lo seguiremos por la izquierda, iremos observando las "arquetas" que jalonan la pista, bajo las que sigue circulando el agua en su camino al pantano. 

Arqueta en el trazado del Canal
Cruzamos el barranco del río Zepo a través de un puente que alberga un tramo subterráneo del canal; proseguiremos hasta el límite con el término de Villoslada en los "tres mojones". Volveremos por el camino del canal hasta cruzar la ancha pista del Ollano; al otro lado prosigue el canal, pero al poco desaparecen las arquetas a la altura de otro acueducto en el río del Hoyo. Aquí un túnel atraviesa la montaña para salir en la parte final de nuestro itinerario, cerca del pantano. Seguimos por la pista, por la que ya no observamos "arquetas"; al poco vemos a la izquierda los vestigios de una cantera. El camino es cómodo y se mantiene sin desniveles hasta que cerca de una curva, entre un hayedo observamos a la izquierda un bloque de cemento que marca la salida del túnel; a sus pies, otra arqueta entre abierta por la que ruge el agua que transporta. Proseguimos hasta la carretera, cerca del muro de la presa; el recorrido ha terminado, sólo resta regresar por la carretera hasta el pueblo.


Salida del túnel del Canal
Visualizar, descargar paseo 4 el canal

Paseo 5 "La Mesa de Montecillo"
El Montecillo es el monte en cuya falda se encuentra el pueblo de Villanueva; "La Mesa" es una zona plana que conforma la parte más alta del Montecillo. Para acceder al mismo partiremos de la iglesia, situada en la parte alta del pueblo, próxima al antiguo lavadero. Enseguida dejaremos el camino balizado que lleva a Pradillo y ganaremos altura por la izda para transitar entre eras y pagos abandonados. 

Vista de Villanueva de Cameros, ganando altura entre eras abandonadas
Dejamos un cruce de caminos y subimos hasta otra zona de amplios prados denominada "Las Grandes"; seguiremos hasta una zona de bosque donde aparecen unos agujeros inundados; continuamos por un ancho camino que dejaremos pronto para internarnos en el robledal hasta la parte alta del Montecillo. Proseguimos hasta losTtres Mojones, donde una valla delimita el término de Villanueva; nos internamos en el bosque y vamos encontrando fuentes y desecadas hasta un camino claro que nos lleva de vuelta, entre más "piezas" abandonadas, al pueblo de Villanueva.

Charcas en el Robledal


Paseo 6 El Hoyo y Ollano
Como en otras ocasiones, comenzamos por la pista que sale a la izquierda, tras el puente de la carretera que sube a Ortigosa y que lleva a uno de nuestros objetivos, la ermita de Ollano. Discurriremos por ella pasando por la fuente de la Amistad; más adelante, en una pronunciada curva a la izquierda, en cuyo interior vemos el arco de un pequeño puente, tomamos a la derecha un sendero de GR hasta un poste señalizador; alcanzaremos los restos del poblado y ermita del Hoyo, así como una larga y bien conservada abejera, con las características habituales en esta zona.


Abejares en paraje del "Hoyo"
 Se sigue por trazados perdidos entre el bosque, pasando por pagos y campos abandonados, así como por vestigios de otro abejar. Cruzamos un arroyo y remontamos entre el bosque, cruzando una alambrada y se alcanza la pista de Ortigosa a Villoslada, continuando por ella hasta encontrar a la izda un amplio cortafuegos entre dos zonas boscosas (los Tres Mojones). 

Mirador del "Balcón de Pilatos"
Se desciende por el cortafuegos y lo abandonamos por un portillo a la izda; seguimos entre robles hasta la era de Domingo Ríos; descendemos por bosque tupido pasando cerca del mirador del "Balcón de Pilatos"; el trazado sigue igual de boscoso e inexistente hasta enlazar con el GR que, por la izda nos llevará a las proximidades de la ermita de Ollano. 

Ermita de Ollano
Ubicada en un bello paraje abierto, entre el robledal; salimos por el NW camino de la "fuente de arriba", algo más adelante abandonamos la comodidad del GR para pasar junto a la fuente del jardín; descendemos por el paraje de la Matosas hasta alcanzar la pista nuevamente. Se sigue por la izda para retornar al inicio del recorrido. 


Paseo 7 El río Santos
Con este nombre se conoce al cauce ecológico que parte de la presa del Rasillo. Ganamos altura desde Villanueva para pasar junto a La Choza del Palo, utilizado como pararrayos; descenderemos para proseguir el remonte del río por su margen izquierda siguiendo el "camino de la Solana".

La "Choza del Palo"
El camino está muy castigado y batido por el ganado, siendo algo pesado transitar por el mismo. Pronto dejamos a la izquierda el puente del Molino del Monzón, próximo a los restos del mismo. Más arriba, dejamos a la derecha unos muros que según cuentan cercan la ubicación de la antigua ermita de Santa Águeda; pasaremos junto a un par de "desecadas"; el camino reduce su sección y atraviesa el cauce por el "puente de los aforos". 

Puente de los Aforos
Ya en la margen derecha, remontamos la pista por la derecha entre pinos hasta un otra pista que dejamos a los pocos metros para bajar al puente de la Muntiona. Retrocedemos hasta el puente de los Aforos y seguimos la pista río abajo; cruzamos un portillo metálico y continuamos hasta desembocar en la carretera, descendiendo hasta el pueblo nuevamente.

Puente de la Muntiona
Visualizar, descargar paseo 7 El río Santos

Paseo 8 La Pineda
Se parte del núcleo rural de Aldeanueva de Cameros, remontamos arroyo de la Aldea por una bonita senda hasta unas hermosas fincas de pastos rodeadas de pinares, próximas al barranco de la Hoyuela.

Aldeanueva de Cameros
Abandonaremos el sendero y ganaremos altura entre el bosque y matorral, por trazados selváticos en los que avanzamos por trazados de ganado y por donde menos maleza encontremos. Seguiremos subiendo entre robles hasta otra loma que lleva a una amplia meseta poblada de pino Laricio y cuyo suelo está yermo. No hay caminos ni trazas de ellos; seguimos entre pinares, cruzamos alguna alambrada y por zonas peladas y rocosas llegamos a un terreno entre escobas que nos llevará al alto de Cebosa. Transitamos penosamente entre el brezo hasta que va dando paso nuevamente al hayedo; vamos descenciendo por caminos de cazadores hasta la pista que nos llevará de vuelta entre bosques de haya al aparcamiento de inicio en la Aldea.

Fincas de pastos
Excursión de contrastes, con un inicio y final tranquilos entre hermosos paisajes y una parte intermedia dura y exigente, caminando campo a través con alguna traza de camino, por el cordal del Cebosa.

Tramo entre rocas camino del Cebosa
Visualizar, descargar paseo 8 la pineda

Bibliografía
Libro "Paseos por la historia y la toponimia de Villanueva de Cameros".

Texto y fotos
José Mari Rey García

sábado, 18 de marzo de 2017

Barrancos de Sía y Bergazo, Pirineo Aragonés

05-2015

Una vez más volvimos al pirineo aragonés para hacer barrancos, e hicimos uno que llevaba tiempo con ganas de descender: el Sía, en el itinerario del puerto de Cotefablo; el más destacado de esta comarca.

Cascadas al inicio del barranco del Sía
Día de calor, hicimos el descenso integral, subiendo hasta el refugio; poco antes, podemos ahorrar una hora de actividad si seguimos una pista a la derecha que cruza el barranco. Iniciando aquí el descenso, acometemos la parte más interesante del barranco, encontrando con rapidez el espectacular salto de 36m.

R36 en Sía
 El Sía bajaba bien de agua y lo disfrutamos en la cascada de 36m. A largo de su trazado, se observaban numerosos desprendimientos de bloques y troncos que bloqueaban su cauce; por lo demás, descenso interesante, rodeados de un entorno natural sobresaliente.

Barranco de Bergazo

R18 en Bergazo
Pasamos la noche en Broto. Al día siguiente nos pusimos en marcha a Sobrepuerto, para visitar otro de los destacados de esa zona, el barranco de Bergazo. La última vez lo encontré con poca agua y esta vez, aunque varios meses antes, tenía la misma; en ese aspecto, una decepción; por lo demás, es un descenso muy bonito, pero hay que bajarlo cuando lleve agua, y para eso habrá que esperar a la temporada que viene, a finales de año o principios del siguiente.

R14 en Bergazo
 Una excusa para volver a éste y, a otros que culminen en en el Forcos; hasta entonces...

Bibliografía
Libro "Senderos de agua por el río Ara".

Texto y fotos
José Mari Rey García

sábado, 4 de marzo de 2017

Entrevista al editor de espeleogel.com en el periódico digital subterránea.com



La revista digital de espeleología "subterránea.com" ha publicado una entrevista al editor del blog "espeleogel.com"; en ella se repasan los inicios del blog y del Grupo Espeleológico Logroño, proyectos y colaboraciones actuales y futuras, opiniones...

La entrevista completa está publicada en la sección de entrevistas de "subterránea.com" http://www.periodicosubterranea.com/search/label/Entrevistas 

domingo, 19 de febrero de 2017

PARA MARIE HELENE

02-2017


Marie Helene era la imagen y la voz del puesto de "Las Abuelas de Sevil"; acudían puntualmente a las concentraciones barranquistas,  y en su carpa encontrabas: material, sacas, neoprenos, libros, consejos... y además,  la sonrisa y la amabilidad de Marie Helene.  Francesa de origen y oscense por adopción, era de esas personas de sonrisa permanente, sincera y cálida; de agradable conversación y trato cordial. 

Cuando ayer por la tarde, me enteré de la triste noticia de su pérdida, realizando aquello que le encantaba: "barranquear"... al igual que otros muchos amigos/as, no daba crédito a la noticia. Hoy, han sido muy numerosas las muestras de afecto en las redes sociales, en las páginas y foros del ambiente del barranquismo. Un entorno que ha mostrado, de forma unánime, su cariño y respeto por la figura de Marie Helene... por algo será.

Me sale de dentro contribuir a su recuerdo, despedirme con este artículo y mostrar mis condolencias a su familia y amigos. Hasta siempre Marie Helene... 

José Mari Rey García